Asamblea Nacional ubicó la inflación de octubre en 20,7 %

0
331

La Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional (AN) informó que la inflación del pasado mes de octubre se ubicó en 20,7 %, la segunda más baja del año detrás de marzo de 2019, un mes marcado por los prolongados apagones.

Con este resultado, la variación acumulada subió de 3.326% a 4.035,2% y la tasa interanual —de octubre de 2018 a octubre de 2019— se ubicó en 24.312,5%.

“No se dejen engañar por los bodegones ni por las colas”, dijo por Twitter el diputado Ángel Alvarado, miembro de la Comisión de Finanzas del Parlamento.

El parlamentario añadió que el producto interno bruto (PIB) no petrolero se desplomó 78% en el tercer trimestre de 2019.

“El país no está normal. El país está devastado. La normalidad no existe. La mayoría de los venezolanos viven una situación infrahumana”, dijo.

Según cálculos de la AN, la economía cayó 66% entre el primer semestre de 2013 y el primer semestre de 2019. Mientras que entre el primer semestre de 2018 y el primer semestre de 2019, el PIB se contrajo 43%. “Venezuela es un colapso económico sin precedentes, hecho por el socialismo del siglo XXI”, sostiene Alvarado.

En octubre la inflación se desaceleró 2,8 puntos porcentuales, pues en septiembre la tasa se situó en 23,5%, cifra superada con creces por la que divulgó el Banco Central de Venezuela (BCV) el 18 de octubre, que ubicó la inflación correspondiente al mes de septiembre en 52,2%. Es además la tasa más alta de 2019 que reporta el organismo. Según el BCV, supeditado a la administración del gobernante Nicolás Maduro, las dos tasas de inflación más altas en lo que va de año se registraron en enero y en febrero (196,6% y 114,4%, respectivamente). A partir de marzo el índice se ubicó por debajo de 50% durante seis meses consecutivos, a consecuencia de un ajuste económico aplicado por el gobierno de Maduro.

Sin embargo, los datos divulgados por el BCV, la AN y firmas de consultoría económica y financiera a lo largo de este año coinciden en que la hiperinflación se ha desacelerado, lo cual no quiere decir que Venezuela salió del ciclo hiperinflacionario en el que se encuentra desde noviembre de 2017, cuando la tasa mensual fue de 56,7%, según el Parlamento. Se requiere de al menos un año con una inflación por debajo de 50% para poder decir que el país dejó atrás la hiperinflación.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé que Venezuela cierre el año con una inflación de 200.000%, el país con la proyección más alta hasta ahora, seguida de Zimbabue (182,9%), Argentina (57,3%), Sudán (56,9%), Sudán del Sur (35,9%), Irán (31,1%), Liberia (20,6%), Haití (19,7%), Angola (17%) y Uzbekistán (15,6%), de acuerdo con un informe emitido por el FMI en octubre.

En el documento sobre las Perspectivas Económicas Globales, la organización aseguró que la profunda crisis humanitaria y la “implosión económica” continuarán teniendo en Venezuela un “impacto devastador” en la población, principalmente en la proporción cuyos ingresos no alcanzan ni siquiera para cubrir sus necesidades mínimas de alimentación, que es cerca de ocho millones de venezolanos que dependen directamente del sector público, entre empleados, pensionados y personas que reciben algún tipo de bono.

El FMI advirtió también advirtió que la economía de Venezuela se contraerá 35% este 2019.