Militares disidentes y pemones enfrentaron a Tupamaros por control de cuartel en la Gran Sabana.

0
119

Un grupo de militares disidentes, apoyados por pemones, logró el control temporal del destacamento del Ejército en la Gran Sabana (Batallón 513 Mariano Montilla). El hecho inició en la madrugada de este domingo 23 de diciembre.
Luego de tomar la instalación, conocida como Fuerte Luepa, en la zona fronteriza de Santa Elena de Uairén, los rebeldes tomaron parte del armamento (mayormente fusiles) y capturaron brevemente al comandante de ese destacamento.

Pero unas horas más tarde, paramilitares armados e identificados como Tupamaros enfrentaron a los disidentes, retomaron el fuerte y liberaron al militar afecto al régimen.

Según un parte dado por el Comando de Zona 62 del estado Bolívar, en el hecho falleció un soldado (cuyo nombre y rango no fue revelado) y un militar disidente quedó detenido (identificado como Sargento Mayor Darwin Malaguera Ruiz).

Todo indica que los efectivos de la fuerza armada regular se mantuvieron al margen de los hechos, mientras que se enfrentaban a tiros disidentes y pemones contra los Tupamaros.

La autoridad civil de ese municipio, el alcalde encargado José Barreto, informó que en horas del mediodía ya habían retomado el fuerte militar. Barreto también es integrante del colectivo Tupamaro.

Los demás disidentes, según reportes de los lugareños, lograron escapar de los Tupamaros gracias al apoyo que le ofrecieron indígenas pemones.

Según reseñó Rayli Luján en el portal Lapatilla.com, Darwin Malaguera, ahora detenido, fue uno de los militares que cruzó la frontera colombo-venezolana el pasado 23 de febrero cuando se intentó ingresar a Venezuela la ayuda humanitaria anunciada por el presidente encargado Juan Guaidó.

Malaguera, Sargento Mayor de Tercera de la Promoción 84, estuvo en Cúcuta, Colombia desde febrero y luego se separó del grupo principal junto a otros ex funcionarios que decidieron desplegarse hacia Brasil para encabezar la toma del Fuerte Luepa junto a pemones armados.